Peras del Olmo - Almacén Contemporáneo

Nuestra idea se basó en recrear un espacio tal como los almacenes de antes. Aquellos en los que se podía obtener desde indumentaria hasta yerba para un buen matecito, pasando por herramientas, regalería, etc. y donde todo, o casi todo, fuera posible desde el punto de vista artístico. Orientado a la revalorización de objetos “viejos”, atendiendo siempre a la resignificación de los mismos, respetando su ciclo vital. De allí surgió “almacén contemporáneo”.

“No le pidas peras al olmo”, antiguo refrán español que significa pedir o reclamar algo imposible o que demanda mucho sacrifico. Metafóricamente hablando, en nuestro espíritu está el olmo que nos brinda peras con su hermosa corteza. Por eso creemos que, el refrán, es solo eso y que, con sacrificio, muchas cosas son posibles. Darle lugar a la expresión, desde el alma, a nuestro niño. Que nos permita jugar con la imaginación, la pureza y el desparpajo; con la tranquilidad de no ser censurados y así sacar lo mejor de nuestro mundo interior.Hoy, después de más de 10 años, creemos estar en el camino pensado, sumando, y abriéndonos, día a día nuevas propuestas. El arte en todas sus expresiones, presentado en la escenografía única y no convencional donde nada tiene que ver con nada y, a la vez, todo tiene que ver con todo; como la vida misma. Es un espacio mágico, único, sorprendente , exquisito, que te invita a llenarte de energía y donde, muy probablemente, no deje de sacudirte la emoción.